Así será DART, la misión de defensa planetaria de la NASA para desviar un asteroide

En 2018, la NASA anunció el lanzamiento de una espectacular misión cuya fuente de inspiración parece sacada del mejor cine de catástrofes made in Hollywood. A las 7:20 hora peninsular española del próximo miércoles, 24 de noviembre, una nave SpaceX Falcon 9, de 70 metros de alto, despegará desde la base de la Fuerza Aérea Vandenberg, en California (EE.UU.), con dirección a un asteroide ubicado a 11 millones de kilómetros de la Tierra. Casi un año más tarde, el 2 de octubre de 2022 impactará contra él, como si de un misil se tratara, con el objetivo de desviar su trayectoria.

La misión, llamada DART (acrónimo de Double Asteroid Redirection Test; ‘prueba de desvío de un asteroide binario’, en castellano) servirá como ensayo para comprobar la efectividad de una misión de similares características en caso de que un objeto potencialmente peligroso se dirigiera hacia nuestro planeta. Pese a la precisión de las siglas para describir la idiosincrasia del proyecto, el nombre de la misión no puede ser más acertado: DART significa ‘dardo’ en castellano.

Desarrollada con la colaboración del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins y coordinada por el departamento de Defensa Planetaria de la NASA, el proyecto comenzó a esbozarse en 2017 y fue finalmente aprobado un año más tarde para su desarrollo definitivo. El objetivo es Didymos, un asteroide binario descubierto en 1996 que se compone de dos objetos: Didymos A, el cuerpo principal, de 780 metros de ancho (más de dos veces la altura de la Torre Eiffel); y Didymos B (también llamado Dimorphos), su satélite, de 160. La distancia entre ambos es de 1,8 km.

Infografía sobre la misión DART

VÍA EL DEBATE

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: