Cómo serían los superhéroes en el siglo XIX

¿No te parece que los superhéroes andan un poco atascados últimamente? Después de una Fase Cuatro más o menos accidentada, puede que algunos fans del UCM estén empezando a sentir cierta fatiga. Y la cosa no tiene que ver solo con Marvel: de universos construidos a la buena de Dios, proyectos cancelados, personajes a la intemperie y demás miserias saben mucho también los aficionados al universo de DC Comics y sus películas (aunque la marca que da cobijo a Black Adam sí que puede presumir de tener algunas de las mejores series de superhéroes). Ante este panorama, cualquier excusa es buena para rapiñar algo de frescura a la hora de mirar a los personajes de siempre. La solución para este problema —como para casi todo, últimamente— la tiene una inteligencia artificial, que ha dibujado a los superhéroes de las dos grandes casas de tebeos como si fueran personajes del siglo XIX.

El resultado, como ya has visto en la imagen que encabeza este texto, es más que convincente. La IA ha convertido a héroes como Tony Stark, el hombre que hay bajo la armadura de Iron Man, en justicieros decimonónicos que parecen incluso fotografiados por una cámara de hace dos siglos. La tecnología de su cibertraje, por supuesto, también ha viajado atrás en el tiempo hasta volverse puro steampunk. Esa es, además, la razón por la que ese Tony Stark dibujado por la inteligencia artificial te resulta tan inglés: el subgénero literario del steampunk, surgido en los círculos de escritores de ciencia ficción especulativa en la década de 1980, gusta de aplicar los ingenios fantásticos de la narrativa más futurista a la tecnología propulsada a vapor que predominaba en la época victoriana. En videojuegos como Bioshock Infinite tienes un ejemplo muy descriptivo de las líneas maestras de esta tendencia.

VÍA ESQUIRE

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: