Del ‘Waka waka’ al ‘Hayya hayya’: todas las canciones de los Mundiales de fútbol

La primera vez que una Copa del Mundo de fútbol tuvo canción oficial fue en Chile 1962. Sin embargo, no fue un encargo a priori de la organización, sino que su éxito masivo entre la población chilena la terminó erigiendo como tal. Fue ElRock del Mundial, compuesto por el grupo Los Ramblers.

Desde entonces, a la vista de la gran aceptación que tuvo en el país sudamericano, los organizadores empezaron a contratar a artistas para que creasen las canciones del Mundial. Inglaterra 1966 (World Cup Willie), México 1970 (Fútbol México 70), Alemania Occidental 1974 (Fútbol), Argentina 1978 (El Mundial) y España 1982 (El Mundial) contaron con canciones que mezclaban sinfonías tradicionales del país en cuestión, como las rancheras en caso de México y el pasodoble, en voz de Plácido Domingo, en España.

Con el paso de los años también cambió la forma de consumir música por parte de los aficionados. El mundo cada vez estaba más globalizado, por lo que los temas buscaban tener un impacto comercial y que se escuchasen alrededor de todo el globo. Así, para Italia 1990 se les encargó la tarea a los ganadores del Premio Oscar a la mejor canción en 1987. Un’estate italiana, como se llamó la canción, fue el primer éxito de la historia de los Mundiales.

Sin embargo, el impacto se diluyó por completo en 1994, pues Gloryland tuvo poca aceptación en el Mundial de Estados Unidos 1994. No obstante, fue la primera vez que junto a la canción se creaba un disco entero del torneo. Un álbum en el que se incluyó la sempiterna We are the Champions, de Queen, que acaparó todo el protagonismo.

El siglo XX lo cerró una de las canciones más rompedoras de la historia de los Mundiales. En Francia 1998, Ricky Martin creó La copa de la vida, un tema que se escuchó en todo el mundo y que fue disco de oro o platino en ocho países. Además, se hicieron versiones en español, en inglés e incluso en una mezcla de las dos.

La llegada de los ritmos latinos

Al igual que el deporte, la música prosiguió su evolución en la entrada del nuevo centenario. Con Ricky Martin como uno de los precursores, los ritmos latinos empezaron a hacer aparición en las canciones más sonadas, por lo que los Mundiales de fútbol no iban a obviarlo. Tras Boom!, en Corea y Japón; y The Time of Our Lives en Alemania 2006, llegó quizá la canción más sonada: el Waka Waka.

Shakira, que ya amenizó Alemania 2006 con Hips don’t lie, un tema no oficial que sonó mucho durante el evento, adaptó ritmos y sonidos africanos para darle música a la primera Copa del Mundo celebrada en este continente. Vendió más de seis millones de copias y fue número uno en media centena de países.

VÍA AS

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: