El Papa Francisco visita por primera vez Irak

Durante la pandemia, el papa Francisco ha cancelado sus viajes porque, dijo, “en conciencia no puedo provocar reuniones”, pero agregó que lo único que le impediría ser el primer pontífice en visitar el Irak asolado por la guerra sería un nuevo aumento en los contagios.


Eso es justo lo que ocurrió. El aumento de los casos de coronavirus ha hecho que las autoridades iraquíes impongan cierres de emergencia. Las autoridades chiitas suspendieron las peregrinaciones religiosas. El domingo, el embajador del Vaticano contrajo el virus y fue aislado. Por si fuera poco, también han aumentado los atentados suicidas, los ataques con misiles y las tensiones geopolíticas.

Una pancarta con un retrato del papa Francisco en Qaraqosh, una ciudad iraquí de católicos siríacos, la semana pasada

Se trata de la primera visita de un Papa a este país de Oriente Medio y del primer desplazamiento del pontífice al extranjero desde el inicio de la pandemia de COVID-19.

“Que callen las armas“, reclamó este viernes el Papa Francisco poco después de llegar a Irak para la primera visita de un pontífice a este país diezmado por las guerras y las persecuciones, saludando a los cristianos que decidieron permanecer.

Basta de violencia, de extremismos, de facciones, de intolerancias”, dijo y agregó que también basta de “corrupción”, el motivo por el que cientos de miles de iraquíes se manifestaron a fines de 2019. 

El Papa Francisco también urgió al país a dejar de reprimir a sus jóvenes que pedían justicia.

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: