La salud de un pug es tan mala que ya “no se puede considerar un perro típico”

Los “pug”, también conocidos como carlinos o doguillos, son perros de baja altura y aspecto macizo.

Al igual que los boxer o los bulldog, son lo que se conoce como braquicéfalos, especies de cara plana o achatada y hocico corto. (La palabra “braquicéfalo” deriva de los términos griegos “braqui” o corto y “céfalo” o cabeza).

Los pug son criados por su apariencia distintiva, pero esas mismas características populares se han llevado a tal extremo que representan serios riesgos para su supervivencia.

Un nuevo estudio de científicos británicos indica quelos pug enfrentan problemas de salud tan graves que “ya no pueden ser considerados un perro típico desde una perspectiva de salud”.

La investigación, realizada por el Royal Veterinary College o Real Colegio Veterinario de Reino Unido, reveló que la salud de los pug ahora es sustancialmente diferente y mucho peor que la de otros perros.

El estudio comparó la salud de 4.308 perros pug y 21.835 perros de otras razas en Reino Unido.

La investigación concluyó que los pug tienen casi el doble de probabilidades de experimentar uno o más trastornos al año, en comparación con otros perros.

“Ahora sabemos que varios problemas de salud graves están relacionados con la forma extrema del cuerpo de los pugs que muchos humanos encuentran tan atractiva“, dijo Dan O’Neill, profesor asociado de epidemiología de animales y autor principal del nuevo estudio.

VÍA BBC

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: