Los críticos se han vuelto locos: ‘Eternals’ es de lo mejor que ha hecho Marvel

Con Eternals, Marvel Studios se adentra en territorio inexplorado en varios sentidos. Es una película sobre diez superhéroes bastante desconocidos por el gran público y a los que los fans del Universo Marvel no habían visto hasta ahora en pantalla, supone una ruptura con el estilo y la fórmula del estudio a través de la voz personal de su directora, Chloé Zhao, y lo verdaderamente nuevo y más desconcertante de todo: no ha convencido a la crítica, que la ha suspendido sin piedad.


Pero, ¿es Eternals tan fallida como aseguran los críticos? ¿De verdad merece ser la entrega peor valorada de todo el MCU (por debajo de Thor: El mundo oscuro o El increíble Hulk)? La respuesta corta es un rotundo no. La larga es que los críticos se han vuelto locos y Eternals es probablemente la película más ambiciosa e interesante de Marvel, un trabajo de pasión con el que el estudio rompe el molde, esta vez de verdad, y demuestra que apunta más alto de lo que pensábamos.

Tras el gran final de Vengadores: Endgame y después de más de una década triunfando en taquilla y construyendo una base de fans enormemente fiel, Marvel Studios ingresaba en su Fase 4 dispuesta a explorar las posibilidades de su universo más allá de sus propias reglas. Sin abandonar sus señas de identidad, el estudio daba el pistoletazo de salida a comienzos de 2021 con algo distinto en Bruja Escarlata y Visión, la primera serie del MCU y la primera señal de que Marvel quería experimentar y probar cosas nuevas con sus historias.

Pero el misterio metatelevisivo de WandaVision fue solo un aperitivo. El verdadero salto mortal llega con Eternals a los cines el 5 de noviembre, tras una larga espera con motivo de la pandemia de COVID-19. La incertidumbre ha rodeado a este proyecto desde que se anunció y, sobre todo, desde que aparecieron los primeros avances promocionales. Después de años acostumbrados a una Marvel de parámetros fijos y un estilo visual muy asentado, Eternals desafiaba las expectativas de la mano de Chloé Zhao, oscarizada directora de Nomadland, que aporta su voz personal al Universo Marvel, con una película que prometía darnos algo distinto, y que efectivamente ha cumplido dicha promesa. A lo grande.

Artística y visualmente, Eternals se aleja completamente de lo que habíamos visto hasta ahora en el MCU. Zhao, conocida por su estilo cinematográfico más sobrio y naturalista, recurre principalmente a localizaciones reales, con iluminación natural (su tan amada “hora mágica”) y un uso reducido de los cromas (obviamente los hay, pero menos que en ninguna otra obra de Marvel), lo que le da una apariencia que choca con la línea visual colorista e hiperdigital que conocíamos hasta ahora. Pero las diferencias con el resto del Universo Marvel no son solo estéticas. Eternals es también lo más ambicioso desde el punto de vista narrativo que se ha hecho en el estudio.

El film es una epopeya de ciencia ficción que abarca milenios y narra las historias de diez personajes muy distintos, desde sus orígenes hasta nuestros días. Los Eternos, personajes creados por el visionario Jack Kirby, son una raza alienígena inmortal creada por los Celestiales, que ha vivido en secreto en la Tierra sin interceder durante más de 7.000 años, y ahora se reúne ante la reaparición de sus contrapartes malvados, monstruos conocidos como los Deviantes. A caballo entre pasado y presente y recorriendo el mundo, Eternals construye una historia épica e impredecible de enormes implicaciones para el Universo Marvel, que reescribe todo lo que sabíamos sobre él hasta ahora.

Con un reparto impresionante que incluye a Angelina Jolie, Richard Madden, Gemma Chan, Kit Harington o Barry KeoghanEternals nos presenta a un grupo de héroes desconocidos fuera de los círculos de los aficionados a los cómics. Ya en 2014, Marvel se tiró a la piscina de forma similar con Guardianes de la Galaxia, una película que muchos predijeron que sería el primer fracaso del estudio al estar protagonizada por personajes desconocidos para el gran público. Sin embargo, su enorme éxito en cines demostró la fidelidad de los espectadores a Marvel, que a partir de ese momento podía hacer lo que quisiera con sus cómics sabiendo que tendrían el respaldo de sus seguidores. Esto abría un mundo de posibilidades para la compañía, que ha desembocado en un “más difícil todavía”.

VÍA YAHOO

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: