Resistir a la tentación de la comida chatarra: estudio indica cómo y cuándo actuar

Al buscar una alimentación saludable uno de los mayores desafíos es resistir a la tentación de consumir alimentos altos en calorías que pueden comprometer una dieta balanceada.

Eso es aún más difícil después de largos períodos de abstinencia, cuando el deseo parece sólo aumentar. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Washington, en los Estados Unidos, descubrieron que una rutina de actividades físicas intensas puede no sólo ayudar a quemar calorías sino también a reducir las ganas de consumir alimentos grasosos.

El estudio, publicado por la revista científica Obesity, tuvo como objetivo testear la hipótesis de que los ejercicios pueden actuar en el período conocido como “incubación del deseo”, cuando se ignoran alimentos por largos períodos hace que las ganas de consumirlos sean más grandes.

El experimento involucró 28 ratas que, en un primer momento, pasaron por un entrenamiento con una válvula que, cuando era presionada, encendía una luz y hacía un sonido antes de dispensar una pastilla rica en gordura. Enseguida, los animales fueron divididos en dos grupos, donde ambos pasaron por un período de treinta días sin acceso a las pastillas con grasa. Sin embargo, uno fue sometido a una rutina de corridas de alta intensidad mientras el otro tuvo alteraciones en las actividades que ya ejercía.

Al final de la segunda etapa, los investigadores volvieron a ofrecer la válvula que dispensaba las pastillas con grasa para los dos grupos, pero aquellos que se ejercitaban de manera más intensa casi no buscaron la recompensa. Los científicos defienden que los resultados son replicables para los seres humanos.

VÍA EL PAÍS

VE LA NOTA COMPLETA AQUÍ

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: