Una entradas a 90 mil pesos y reventa: los problemas de Ticketmaster y sus espectáculos en México

La venta de entradas para espectáculos en vivo son un caos en México. Para muestra, la presentación de Bad Bunny este fin de semana en el Estadio Azteca, que lucía semivacío pese a que los boletos se encontraban agotados desde hace semanas. Ticketmaster, la empresa encargada de la distribución de las entradas, ya ha sido denunciada en múltiples ocasiones en redes sociales, por lo que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha solicitado a la compañía un informe en torno a la presentación de bad bunny.

 El sábado, Ticketmaster pidió una disculpa a los asistentes y dijo que habrá un “reembolso a los adquirentes de boletos legítimos que no hayan podido acceder al concierto de Bad Bunny”, según dice en un comunicado, aunque no menciona cuáles son los canales para presentar su aclaración.

Sin embargo, la compañía no solo no tiene control en eventos internacionales, como el de Taylor Swift, sino que en México tiene carta blanca. En el país, las operaciones de Ticketmaster son controladas por Grupo CIE, quien de acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica, controla el 65% del mercado de espectáculos en vivo, operación de centros para espectáculos en vivo y venta automatizada de boletos.

Sin embargo, el último llamado que hizo el organismo regulador fue en 2018 por una investigación realizada a los centros de espectáculos en 2015, y donde la Cofece dijo que podría multar a la empresa por hasta 8% de sus ingresos, que según sus informes enviados a la bolsa Mexicana de Valores, fueron de 11.709 millones de pesos en 2019, antes de que iniciara la debacle en espectáculos en vivo.

Aunque la investigación de 2015 mencionaba prácticas monopólicas como el establecimiento artificial de precios, el costo de las entradas sigue siendo considerable para el bolsillo de los asistentes. De acuerdo con datos del Inegi, la inflación de los espectáculos y eventos culturales en vivo en mayo de 2022 fue de 9,11% superior a la inflación. 

VÍA EL PAÍS

VE LA NOTA ORIGINAL AQUÍ

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: