La 4T paga a sobreprecio los antidrones que se usan para “blindar” el Palacio Nacional

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador pagó hasta tres veces más para adquirir equipo denominado inhibidores de drones, los cuales buscan tirar cualquier especie de transmisión o grabación, no autorizada, en Palacio Nacional.


Aún cuando había mejores opciones de mercado —de acuerdo con la plataforma  compras del gobierno federal—, la administración federal decidió irse por empresas que triplicaron la oferta promedio de precios por este tipo de productos.   

Otras de las dependencias que también destinaron diversas partidas presupuestales para este rubro, bajo el argumento “de seguridad nacional”, fueron las secretarías de la Defensa Nacional y Marina.

La administración de Andrés Manuel López Obrador, a través de la Sedena y otras dependencias han gastado en lo que va de la gestión hasta 10 millones de pesos en equipos portátiles anti-drones de la marca HIKVISION.

Esto a pesar de que en la licitación buscaron competir más empresas con costos más bajos para este tipo de equipos. Entre las especificaciones de las propuestas que se presentaron aparecen precios por debajo de los 500 mil pesos por cada uno de los inhibidores de este tipo de aeronaves.

De acuerdo con documentos oficiales, la propia Sedena compró cada unidad en 946 mil pesos a INT Intelligence and Telecom Technologies México S.A. de C.V.

Los aparatos que se compraron son los que el gobierno federal utilizó el pasado 8 de marzo para resguardar el Palacio Nacional, durante la manifestación con motivo del Día Internacional de la Mujer.

El coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, publicó en su cuenta de Twitter que estos artefactos funcionan como inhibidores de señales de los drones.

“Respecto a las fotografías que circulan de la azotea de Palacio Nacional, se precisa que nunca hubo personal armado. Se trató de personal de resguardo que usó un inhibidor de drones tipo Hikvision para evitar vuelos sobre Palacio por ser un área reservada por seguridad”, informó el funcionario.

SOBREVUELOS EN PALACIO, INEXISTENTES EN PAPEL

Uno de los argumentos del gobierno federal para obtener este tipo de artefactos es la “seguridad nacional” y protección del titular del Ejecutivo federal.

Sin embargo, a través de solicitudes de transparencia se detectó que no existe queja alguna, mucho menos denuncias sobre la presencia de aeronaves no tripuladas.

“Después de efectuar una búsqueda exhaustiva.. .en todas del Estado Mayor Presidencial, no se encontraron registros documentales en los que conste la información requerida, por lo que se declara su inexistencia; lo anterior, debido a que este organismo no ha interceptado aparatos mencionados en su solicitud…” , señaló la Oficina de Presidencia.

Incluso Comunicación Social descartó documentos que señalen sobrevuelos sin autorización en este sexenio.

¿QUÉ SON LOS ANTIDRONES?

Los sistemas de defensa antidrones son dispositivos que ayudan en labores de seguridad y privacidad para evitar o neutralizar la presencia de los equipos en un área determinada.

Estos sistemas son útiles en eventos públicos y privados que requieran resguardar su seguridad o privacidad, siempre y cuando las leyes locales lo permitan.

Con información de PUBLIMETRO

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: