La dieta PBA: así es el régimen que siguen Chris Hemsworth, Jason Momoa o Dwayne Johnson para estar siempre mameys

Uno de los contenidos más habituales de las revistas de fitness y celebrities es compartir la dieta que las distintas estrellas siguen para para ponerse cachas en las películas de acción y superhéroes.

Chris HemsworthChris EvansChris PrattJason MomoaDwayne Johnson… La lista de actores que, por exigencias del guión, tienen que castigarse en el gimnasio es interminable. Todo lo contrario que la dieta que siguen para ponerse como un toro, que es siempre la misma: principalmente pollo, seguido de brócoli y arroz. Para los amigos, la dieta PBA.

Así lo atestigua el especialista en fitness Ian Douglass en Mel Magazine, donde recopila la dieta que una decena de actores de cine de acción han seguido en los últimos años. Aunque hay ciertas variaciones, “pollo”, “arroz” y “brócoli” son las palabras que más se repiten. Con mucha diferencia.

Alexander Skarsgård estuvo nueve meses comiendo solo pechuga y brócoli para interpretar a Tarzán. Zac Efron dice que se zampa “cinco pechugas de pollo al día, un montón de verduras, mucha kale y arroz integral”. El inmenso Jason Momoa, conocido por Aquaman, prefiere comer pechuga hervida “cada dos horas”, una dieta similar a la que sigue Chris Evans, que añade arroz, y reconoce que “no es nada apetecible”. Mark Whalberg no se queda atrás: se zampa dos pollos asados enteros diarios.

Dwayne Johnson, La Roca, el rey de los mazados (o mamados), tiene el récord en la dieta de ponerse cachas: según explicó a USA Today en 2014 hace tres comidas al día que, sorpresa, incluyen pollo, arroz y brócoli en cantidades ingentes.

No cabe duda de que la dieta PBA es hoy el estándar del culturismo, pero hubo un tiempo en que los más famosos empotradores seguían otro tipo de régimenes.

El más famosos culturista de todos los tiempos, que no es otro que Arnold Schwarzenegger, seguía una dieta bastante más variada, que incluía lácteos, zumos, cereales integrales, frutas, queso, verduras, huevos y pollo… Pero apenas carbohidratos refinados. Ni rasto de arroz.

Según explica Douglass, fue a partir de la década de los 90 del pasado siglo cuando los culturistas empezaron a reducir la dieta hasta pasar a comer solo pollo, arroz y brócoli. Todo debido a la demonización de las grasas, un nutriente casi ausente de la dieta PBA.

VÍA DIRECTO AL PALADAR

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: