Pedro Infante: Su costosa pasión por las motocicletas que llevó directo al cine

Pedro Infante fue uno de los actores más destacados en el cine de oro mexicano, dejó huella en la industria gracias a su inigualable talento que no sólo incluía la actuación pues también cantaba, incluso a una de sus chicas favoritas: su motocicleta


El actor apareció en más de 60 películas durante su carrera y grabó poco más de 300 canciones, aunque la fama le dio más que reconocimiento ya que gracias a su gran fortuna pudo satisfacer una de sus más grandes pasiones además de la actuación, se trata de las motocicletas

PEDRO INFANTE AVIONES, AUTOS Y MOTOS | Motor y Dominio

Pedro Infante, ídolo del cine mexicano 

El originario de Mazatlán, Sinaloa, tuvo grandes papeles en el cine con el personaje de Pepe el Toro con el que hizo grandes las cintas de “Nosotros los pobres”, “Ustedes los ricos” y la misma con el nombre del personaje “Pepe el Toro. 

Aunque Pedro Infante tenía una fascinación por los motores son las motocicletas las que ocupaban su corazón y que, incluso, las llevó directo a algunas de sus más famosas películas como “A toda máquina”, cuya escena sobre su motocicleta pasó a la historia y arrancó corazones. 

Las motocicletas, pasión de Pedro Infante 

La fortuna que obtuvo Pedro Infante como actor del cine en México lo llevó a complacer uno de sus más grandes gustos, fue así como obtuvo una de sus más preciadas reliquias que lo acompañaría en sus mejores momentos. 

Se trata de una Harley Davidson que apareció en su película “A toda máquina” en la que interpretó a Pedro Chávez. El encantó que tenía el actor lo llevó a cantar a su propia motocicleta expresando el cariño que tanto le tenía. 

La motocicleta fue donada por su hija Lupita Infante al Museo de Harley-Davidson, en donde se encuentra junto a la motocicleta de Elvis Presley

Aunque las motocicletas eran las favoritas de Pedro Infante, tenía una gran fascinación por los vehículos y para muestra su increíble Mercedes-Benz 300 en color blanco en el exterior con interiores en rojo, que eran conocido como “Alas de Gaviota” por la forma en la que abrían las puertas. 

Con información de medios 

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: