Suecia nombra a la primera ministra de su historia… y renuncia horas después

En menos de ocho horas después de su elección en el Parlamento, la nueva primera ministra sueca, Magdalena Andersson, dimitió hoy tras el fracaso de su presupuesto y la retirada de sus aliados ecologistas del gobierno, provocando una ola de especulaciones en medio de un hecho histórico ya que fue la primera mujer en la historia del país ocupando ese cargo.

El nombramiento fue un hito para Suecia, considerada durante décadas como uno de los países más progresistas de Europa en cuanto a las relaciones de género pero que nunca había tenido a una mujer al frente del gobierno.

Andersson sucedió en el cargo a Stefan Lofven, que renunció este año a sus cargos como líder del partido y primer ministro, precisamente el gobierno de este último se describe como “feminista” y afirma que la igualdad entre hombres y mujeres es un pilar central de su agenda nacional e internacional.

En el Riksdag, el Parlamento de Suecia, de 349 escaños, 117 parlamentarios votaron a favor de Andersson, 174 votaron en contra, 57 se abstuvieron y un legislador estaba ausente. La Constitución sueca permite el nombramiento de un primer ministro, que puede gobernar siempre que no tenga en contra a una mayoría parlamentaria, un mínimo de 175 legisladores.

VÍA MILENIO

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: