Marte no perdió toda su agua al mismo tiempo, de acuerdo con los hallazgos del rover Curiosity

Marte era un planeta cálido y húmedo que probablemente era capaz de albergar vida hace miles de millones de años. Algo hizo que el planeta perdiera su atmósfera y se convirtiera en el duro y helado desierto que es hoy.

El rover Curiosity, que aterrizó en Marte en 2012, ha estado explorando diferentes aspectos del cráter Gale en Marte para comprender más sobre esta transición de cálido y húmedo a seco y muy frío.

El último estudio, recopilado a partir de datos capturados por uno de los instrumentos del rover, sugiere que Marte en realidad hizo una transición entre épocas más húmedas y más secas antes de perder completamente su agua superficial hace unos 3.000 millones de años.

El rover Curiosity ha estado escalando constantemente el monte Sharp, de casi 5 kilómetros de altura, ubicado en el centro del cráter Gale, desde 2014.

Un instrumento llamado ChemCam se encuentra en el mástil del rover e incluye una cámara de alta resolución y un láser que puede vaporizar rocas para ayudar al vehículo a analizar su composición química. ChemCam tiene un láser de color infrarrojo que puede calentar piezas de roca a 18.000 grados Fahrenheit (casi 10.000 grados centígrados). Esto vaporiza la roca y crea plasma, lo que permite a los científicos observar esencialmente dentro de los minerales y químicos que componen la roca y mirar hacia atrás en la historia geológica del planeta.

Con información de CNN

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: